Porsche Boxster. Cambio bomba de agua.

19 Feb 2014

La obsolescencia programada no perdona y en mi caso, con los 90.000 kms a la vuelta de la esquina, la bomba de agua empezaba a manifestar su deseo de pasar a mejor vida. Vamos a ver cómo reemplazar este elemento en el Porsche Boxster.
Advierto que aunque la operación en sí misma es sencilla, el hecho de llevarla a cabo nosotros mismos si carecemos de elevador puede convertirla en un pelín tediosa en determinados momentos. 

Líquido anticongelante y bomba nueva.

En primer lugar debemos despejar el camino para poder acceder al compartimento del motor.

Los pasos resumidos son los siguientes:

  • Accionar la apertura de la capota y pararla cuando se haya abierto unos 30 cms aproximadamente.
  • Levantar la parte trasera de la capota y quitar los anclajes laterales.
  • Retirar el cajón y la moqueta.
  • Retirar la tapa superior del motor.
  • Echar hacia adelante los dos asientos.
  • Retirar la moqueta situada en la parte posterior de los asientos.

Hasta este punto no es necesario utilizar ningún tipo de herramienta puesto que todos los anclajes y fijaciones están diseñados para ser operados con la mano. El último paso consiste en retirar la tapa frontal del motor ( ubicada detrás de los asientos ) aflojando todos los tornillos con una llave fija 12-13.

Vista de la tapa superior del motor una vez retirados el cajón y la moqueta.

Cajón y la moqueta superior retiradas.

Vista del motor desde los asientos.

La bomba de agua y el resto de elementos como el alternador, el compresor del aire acondicionado y la bomba de la servodirección son accionados por una única correa, la famosa correa Polyrib. Antes de retirar la bomba del agua debemos quitar la correa, es una tarea muy fácil pero mi consejo es que nos hagamos un pequeño esquema de su recorrido. Nuestro dibujo facilitará enormemente su posterior montaje haciendo que éste sea  "coser y cantar".

Esquema con el recorrido de la correa.

Pues bien, llegados a este punto sólo nos queda desatornillar la bomba antigua y sustituirla por la nueva junto con su correspondiente junta. Esta parte es la que puede resultar más tediosa puesto que no todos los tornillos de la bomba se pueden aflojar desde la parte frontal del motor. Por esta razón, se hace imprescindible tener que elevar el coche, quitar la defensa inferior del motor ( va en dos partes ) y desatornillar desde debajo los tornillos restantes.

Bomba de agua antigua.

Alojamiento de la bomba preparado para colocar el nuevo recambio.

La bomba de agua suele manifestar determinados síntomas que nos indican que ha de ser reemplazada. El más evidente es el goteo directo de líquido refregerante por ella. En mi caso, empecé a escuchar un ligero chirrido por la zona que se fué haciendo más estridente con el paso del tiempo. Cuando el rodamiento interno se estropea, el eje sufre oscilaciones al girar haciendo que las palas de la bomba rocen contra las paredes de su alojamiento provocando el citado sonido. En la siguiente foto podemos observar un ligero desgaste en las palas provocado por el rozamiento e incluso una raja en la parte inferior izquierda.

Bomba antigua con aspas de plástico.

A la hora de seleccionar el recambio nuevo nos encontraremos en el mercado con palas de metal y palas de plástico. No voy a entrar en analizar las ventajas y desventajas de un tipo frente a otro. Independientemente de cual sea nuestra elección, como mínimo deberíamos rodar otros 80.000 o 90.000 kilómetros sin incidencia alguna.

Bomba vieja vs bomba nueva ( con aspas metálicas ).

El cambio de la bomba de agua es un momento perfecto para inspeccionar el estado de la correa Polyrib y proceder a su cambio si así se requiere. La correa debe ser sustituida en cuanto observemos algún tipo de desgaste, grieta o cuarteamiento.

Últimos aspectos a tener en cuenta.

El cambio de bomba conlleva el vaciado total o parcial del circuito refrigerante.
Si el vaciado es total, necesitaremos unos 20 litros aproximadamente. ( Recomendado ).
Si el vaciado es parcial, lo que se haya perdido al quitar la bomba, serán necesarios entre 8 y 10 litros.
Siempre es necesario eliminar el aire que haya podido cojer el circuito.
El bote de expansión lleva un purgador, circularemos con él abierto observando el nivel y rellenando según se requiera.
Cuando el nivel se mantenga estable, cerramos el purgador.

Inspección de la correa de servicio.